Israel, incapaz de encarar su pasado

Netanyahu ordena prolongar 20 años más el secreto de los archivos estatales israelíes

Israel es incapaz de encarar su pasado. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha decidido esta semana ampliar de 50 a 70 años el tiempo en el que los archivos del Estado permanecerán clasificados. Israel es consciente de que tiene mucho que ocultar.

Haaretz informó esta semana (solamente en su edición en hebreo) que los primeros documentos en hacerse públicos no verán la luz hasta el año 2018 (1948+70). Muchos de los documentos que se custodian en el archivo son relevantes para la historia de los primeros veinte años de existencia del Estado judío, pues versan sobre la expulsión masiva del pueblo palestino, las masacres de Deir Yassin o Tantura, el conflicto de Suez de 1956, el proyecto nuclear israelí, etc. La revelación de estos documentos arrojaría luz sobre algunos hechos que podrían “derrumbar mitos y poner en situación embarazosa a numerosas entidades e individuos”, afirmó el periódico israelí. Supongo que el presidente Shimon Peres es uno de esos “numerosos individuos”…

(para seguir leyendo clica aquí)

Limpieza étnica en Jerusalén.

Los palestinos de Jerusalén que salen a trabajar al extranjero encuentran a su regreso que su permiso de residencia ha sido cancelado

Amira Hass
Haaretz

Los palestinos que deciden estudiar en el extranjero se están dando cuenta –demasiado tarde– de que han puesto en peligro su derecho a regresar a su ciudad natal.

El pasado miércoles por la tarde un “shabah”, un extranjero ilegal, se sentó en la pequeña sala de conferencias del Juez de Distrito de Jerusalén Noam Solberg. Así es como la persona en cuestión fue descrita por Solberg y por un representante del Ministerio del Interior, el abogado Gur Rosenblatt. El residente ilegal sabe leer y escribir en hebreo, pero en la pequeña habitación tenía dificultades para seguir los doctos alegatos del juez argumentando que una persona nacida en el barrio de Jerusalén de Sur Baher hace 43 años, cuyos padres y abuelos y tatarabuelos son nativos de ese mismo lugar, que fue a la escuela primaria y secundaria en Jerusalén, que recientemente pagó 120.000 shekels (25.000€) por un permiso de construcción de la municipalidad de Jerusalén, es un extranjero ilegal. En otras palabras, un delincuente.

Presentemos al delincuente: Doctor Imad Hammada. Padre de tres hijos, con un cuarto en camino. Casado con una enfermera que trabaja en la Mutua de Salud Leumit de Jerusalén. Su biografía incluye otros elementos que podrían sonar muy israelíes: estudió ingeniería eléctrica en Estados Unidos y trabajó en Silicon Valley para pagar sus estudios de doctorado y adquirir experiencia. Especialidad: nanotecnología (un nanómetro es una mil millonésima parte de un metro). Frecuentes visitas a su hogar familiar en Jerusalén.

Es cierto que su estancia en el extranjero se prolongó más de lo esperado, desde 1989 hasta 2007. También eso nos suena familiar. Tres meses después de recibir su doctorado, en agosto de 2007, él y su familia hicieron las maletas y regresaron a casa, un año después de haber recibido la ciudadanía estadounidense. Una compañía israelí y una compañía americana con una sucursal en Israel querían contratarlo pero cambiaron de opinión. El Ministerio del Interior les informó de que el doctor Hammada era un turista.

¿Turista? ¿A santo de qué? Así fue como el doctor Hammada descubrió que el Ministerio del Interior israelí había revocado su estatus de residente. Por medio de la abogada Leah Tsemel hizo una petición a la Corte de Distrito de Jerusalén, actuando como Tribunal de Primera Instancia en Materia Administrativa, para que invalidara la revocación de su permiso de residencia permanente. Durante los últimos tres años ha estado viviendo en su tierra natal, en su ciudad, en la casa de sus padres, sin seguro sanitario para los niños, sin derechos y en peligro constante de ser detenido y expulsado…

(para seguir leyendo clica aquí)

Otra de fanaticos iluminados.

El rabino argentino Rafael Rabinovich nos explica porque motivo los palestinos (tanto los residentes en Israel como en los territorios ocupados palestinos) deben ser expulsados de sus tierras para que inmigrantes como el las ocupen; lo dice Dios.

Por supuesto no todos los judíos tienen que compartir la interpretación que Rabinovich hace de la Tora, por muy judíos que sean, de hecho son cada vez mas los judíos que reniegan del sionismo. De la misma manera no todos los musulmanes tienen por qué compartir las interpretaciones más radicales de su religión, por más que las lea la autoridad de turno literalmente del Corán…y es que, de lo obvio que es parece coña pero hasta he visto a furibundos sionistas que con dos citas del Corán y cuatro videos del MEMRI se creen doctorados en teología islámica y van por ahí dando lecciones sobre el Islam a musulmanes diciéndoles como deben pensar y comportarse…tiene cojones la cosa!!!

Nuevo “globo sonda” de Israel

Israel lanzo la semana pasada su ultimo “globo sonda”, esta vez de boca de Danny Ayalon su viceministro de exteriores, el futuro Estado palestino debería aceptar la anexión de las colonias ilegales que Israel tiene en Cisjordania a cambio de una tierra de la que Israel pretende deshacerse…pero ahora no son las dunas de Jalutza, tierra baldía que Israel pretendía canjear por las prosperas colonias durante la cumbre de Camp David. Esta vez es un territorio de mayoría demográfica árabe, el conocido como triángulo árabe” al oeste de Cisjordania y poco más.

De esta manera Israel mata dos pájaros de un tiro; se anexiona las colonias que violando la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU lleva construyendo en Cisjordania desde 1967 y se deshace de gran parte de la población indeseable árabe que le toco en el reparto de la ONU y de la que no se pudo desprender, población que teniendo en cuenta el crecimiento demográfico llegaría a ser el 30% de los ciudadanos de Israel en solo un par de décadas arruinando de esta manera el proyecto sionista de crear una patria judía ya que estos no serian suficientes en número.

Danny Ayalon lanza este “globo sonda” sin tener en cuenta la opinión de parte de la población a la que pretende canjear, y que se supone en su condición de viceministro de exteriores, aunque no sean judíos, pero si ciudadanos de Israel, debería también representar, población que de boca del diputado Ahmed Tibi ya ha mostrado su oposición:

“No somos piezas de ajedrez. No llegamos a este país en aviones ni inmigramos aquí”