Berlanty Azzam

Berlanty Azzam es una muchacha palestina de 22 años, la misma edad que la israelí Eden Abergil , estudiaba empresariales en la Universidad Católica de Belén hasta que un día, en un control del ejercito israelí fue detenida, su delito? haber nacido en Gaza.

Resulta que Israel pese a reconocer a Gaza y Cisjordania como un única entidad territorial no quiere que los habitantes de Gaza residan en Cisjordania y viceversa. Motivo por el cual 25.000 palestinos de origen gazí residentes en Cisjordania son considerados por la potencia ocupante como ilegales y por tanto están en peligro inminente de deportación.

A Berlanty Azzan le maniataron las manos y la subieron a un jeep militar rumbo a Gaza. Organizaciones católicas y de DDHH trataron de mediar para que por lo menos permitieran a la muchacha quedarse unos meses mas en Cisjordania para que así pudiera acabar sus estudios, a lo que el ejercito israelí se negó.

Hace unos dias encontré en youtube lo que seria la conclusión de este desagradable episodio en la vida de Berlanty Azzam. Finalmente acabo sus estudios a distancia y celebro su graduación en la Iglesia de la Sagrada familia de GAza.

Ortodoxos metomentodo pretenden que Bar Rafaeli cambie de novio.

Bar RAfaeli y su novio Leonardo Dicaprio.

El grupo de extremistas judío Lehava ha pedido a la supermodelo israelí Bar Rafaeli que no se case con su novio, el actor norteamericano Leonardo Di Caprio, porque éste no es judío y el enlace contribuiría a disolver la raza judía. Según informa el diario Haaretz, la bella modelo habría recibido recientemente una carta del colono ultraderechista Baruch Marcel a través de la organización Lehava, en la que le pide que no se case con el protagonista de Titanic “para no dañar a las generaciones futuras” al mezclar su sangre con la de un “gentil” (no judío).

“No has nacido judía por casualidad”, dice Marcel en la carta, que añade: “Tu abuela y su abuela no soñaron que una de sus descendientes sacaría a las futuras generaciones de la familia del pueblo judío”. El autor de la misiva asegura no tener nada en contra del señor Di Caprio y no dudar de que éste sea “un actor con talento”, pero advierte que “la asimilación ha sido siempre uno de los enemigos del pueblo judío” y llama a la modelo a “entrar en razón y mirar hacia adelante y hacia atrás y no sólo al presente”.

Baruch Marcel, el metomentodo que pretende decirle a Bar RAfaeli con quién debe casarse.

Lehava (literalmente llama, pero también el acrónimo de Prevenir la Asimilación en Tierra Santa), es, según Haaretz, una organización que se dedica a “ofrecer asistencia” a las mujeres judías que mantienen relaciones de pareja con no judíos, especialmente si se trata de varones árabes, para evitar que se consumen los matrimonios.

Esta no es la primera polémica en la que se ve envuelta la modelo israelí. La última ha sido por dos anuncios en los que aparecía besando apasionadamente a un hombre y tumbada en una cama con unos pantalones vaqueros y cubriéndose el pecho con un edredón que fueron muy criticados por un grupo de ultraortodoxos. Antes fue por la reclamación de Israel para que pagara sus impuestos o las críticas por casarse y divorciarse para eludir el servicio militar obligatorio también para mujeres en su país natal.

FUENTE: EL PAÍS

ARTÍCULO RELACIONADO: Bar Rafaeli va a la suya

Bar Refaeli va a la suya.

Para mejorar su maltrecha imagen, Israel no ha dudado en valerse del atractivo de las mujeres que han servido o sirven en su ejército, mujeres fotografiadas sensualmente con uniformes o en ropa interior como podemos ver aquí y aquí

Sin embargo la modelo Bar Refaeli les ha salido rana, la muchacha se ha negado a realizar el servicio militar que todo ciudadano israelí está obligado a hacer durante un periodo de tres a dos años de su vida. Bar Refaeli ha decidido, al igual que el 30% de los jóvenes israelíes, que tiene cosas más importantes que hacer que servir en un ejército que mayoritariamente se dedica a hacerles la vida imposible a los palestinos de los territorios ocupados tal y como, por ejemplo, muestran los testimonios de mujeres soldado recientemente publicado por la organización Breaking the Silence (Rompiendo el Silencio).

Bar Refaeli pasa de hacer la mili

Israel es laico y “moderno” (no como Palestina)

La siguiente noticia muestra como el Estado israelí se inmiscuye en asuntos que no deberían de ser de su competencia o cuando menos provocarían gran polémica si realmente fuera un Estado laico y “moderno” como algunos de los voceros de la hasbará llegan a asegurar, para a continuación (y como de costumbre) añadir la famosa coletilla “a diferencia de los países árabes”:

Policía israelí detiene a mujer por rezar en el Muro de los Lamentos con un manto de hombre

Nofrat Frenkel participaba en una celebración organizada por “Mujeres del Muro”, grupo que defiende el derecho de las judías a realizar actividades reservadas exclusivamente a los hombres.

A continuación, un sketch de los Monty Python que me vino a la memoria tras leer esta noticia.

En Israel las mujeres son libres (no como las palestinas)

Dicen los voceros de la hasbará que en Israel, al igual que en el resto de países “civilizados” de occidente la gente vive en paz y libertad, un ejemplo que suelen poner es la igualdad que existe en Israel entre hombres y mujeres. No como en los países árabes.

Sin embargo numerosas noticias dejan esta afirmación en evidencia. Por ejemplo leemos en el diario ADN:

Ultra judío lanza gas a una mujer por caminar en una acera solo para hombres

Vaya!!! esto no te lo cuentan los voceros de la hasbará, podrán decirte que es una minoría fanática y que esto pasa hasta en las mejores familias, y en parte tendrían razón, sin embargo esa minoría es una considerable minoría, una minoría de algo más del 10% de la población israelí, que tiene 11 diputados en el Parlamento y son socios del actual gobierno.

Sin embargo, al margen del desequilibrado cabe preguntarse, ¿cómo es posible que en Israel el Estado permita que existan aceras solo para hombres y hasta puedan contratar a vigilantes privados para hacer cumplir esta norma? Esto no es propio de un país occidental y “civilizado” y mucho menos de un país que presume de que su gente vive en paz y libertad, como tampoco lo es que por el simple hecho de ser mujer debas ocupar los asientos traseros de un autobús. Digamos que en este caso es más parecido a un Estado que permite e incluso financia el apartheid en este caso sexista.