Berlanty Azzam

Berlanty Azzam es una muchacha palestina de 22 años, la misma edad que la israelí Eden Abergil , estudiaba empresariales en la Universidad Católica de Belén hasta que un día, en un control del ejercito israelí fue detenida, su delito? haber nacido en Gaza.

Resulta que Israel pese a reconocer a Gaza y Cisjordania como un única entidad territorial no quiere que los habitantes de Gaza residan en Cisjordania y viceversa. Motivo por el cual 25.000 palestinos de origen gazí residentes en Cisjordania son considerados por la potencia ocupante como ilegales y por tanto están en peligro inminente de deportación.

A Berlanty Azzan le maniataron las manos y la subieron a un jeep militar rumbo a Gaza. Organizaciones católicas y de DDHH trataron de mediar para que por lo menos permitieran a la muchacha quedarse unos meses mas en Cisjordania para que así pudiera acabar sus estudios, a lo que el ejercito israelí se negó.

Hace unos dias encontré en youtube lo que seria la conclusión de este desagradable episodio en la vida de Berlanty Azzam. Finalmente acabo sus estudios a distancia y celebro su graduación en la Iglesia de la Sagrada familia de GAza.

Anuncios

Israel, incapaz de encarar su pasado

Netanyahu ordena prolongar 20 años más el secreto de los archivos estatales israelíes

Israel es incapaz de encarar su pasado. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha decidido esta semana ampliar de 50 a 70 años el tiempo en el que los archivos del Estado permanecerán clasificados. Israel es consciente de que tiene mucho que ocultar.

Haaretz informó esta semana (solamente en su edición en hebreo) que los primeros documentos en hacerse públicos no verán la luz hasta el año 2018 (1948+70). Muchos de los documentos que se custodian en el archivo son relevantes para la historia de los primeros veinte años de existencia del Estado judío, pues versan sobre la expulsión masiva del pueblo palestino, las masacres de Deir Yassin o Tantura, el conflicto de Suez de 1956, el proyecto nuclear israelí, etc. La revelación de estos documentos arrojaría luz sobre algunos hechos que podrían “derrumbar mitos y poner en situación embarazosa a numerosas entidades e individuos”, afirmó el periódico israelí. Supongo que el presidente Shimon Peres es uno de esos “numerosos individuos”…

(para seguir leyendo clica aquí)

Israel quiere poner un bozal a las ONG

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch ha expresado su oposición a la campaña que Israel ha iniciado en la Kneset contra las ONG locales y extranjeras que denuncian la violación de la ley internacional por parte de políticos o militares israelíes, incluidos los presuntos casos de crímenes de guerra, así como contra cualquier individuo o entidad que apoye el boicot a Israel como medida de presión para terminar con la ocupación.

(para seguir leyendo clica aquí)

Los palestinos no se merecen un centro comercial

Israel Higuera – Tercera Información

Libertad Digital se empeña en asombrarnos cada cierto tiempo con artículos tan demagogos como sonrojantes por lo ridículo de sus premisas. La noticia que desmontamos hoy a petición de nuestros lectores es un claro ejemplo de cuando la manipulación mediática se convierte en una triste parodia. Ignoramos si estamos siendo víctimas de una macabra broma en tono irónico pero la noticia sobre la construcción en la franja de Gaza de un centro comercial por parte del periódico digital roza el absurdo de manera lamentable.

Leemos título y antetítulo: “¿Extrema pobreza? Inauguran un nuevo y lujoso centro comercial en Gaza”. Comencemos por el principio. La inclusión de las palabras “extrema pobreza” entre interrogaciones, aparte de asesinar el principio de objetividad al que debe aspirar el periodismo desde la primera línea del texto, parece poner en duda la situación económica de la región. Como imaginamos que el redactor no debe de estar al corriente de dicha situación, pasaremos a repasar algunos datos económicos sobre Palestina. Médicos del Mundo informa en un estudio realizado en 2006 [1] lo siguiente: “En la Franja de Gaza, la proporción de la población que vive con menos de 2,37 dólares por día (cantidad en la que se establece el umbral de la pobreza) se eleva al 79%”, lo cual ratifica otro informe realizado por varias ONGs internacionales en 2008 que eleva la cifra al 80% [2].

Asimismo, la tasa de paro en la región en 2006 rozaba el 40% (39,6%) y la tendencia no ha dejado de ser al alza desde el año 2000, lo cual se ratifica en el informe de 2008 donde se prevé una tasa de casi el 50%. El informe de Médicos del Mundo también detallaba: “los desplazamientos de los trabajadores palestinos que tenían un empleo en Israel han sido seriamente limitados desde el inicio de la segunda Intifada. Así, el número de habitantes de Gaza que trabajan en Israel o en las colonias israelíes se ha dividido por 30 desde el año 2000, lo que contribuye a aumentar la tasa de desempleo y pobreza”. La situación no hace más que empeorar año tras año debido a la destrucción de empleo por el cierre de fábricas y establecimientos que condenan a la mitad de la población de la Franja de Gaza al paro y a la gran mayoría al desamparo y, subsiguientemente, a la dependencia de la ayuda humanitaria. ¿Extrema pobreza? Pues sí, extrema pobreza.

(para seguir leyendo clica aquí)

Una turba parlamentaria (dentro de la Knesset israelí)

Uri Avnery.

Cuando fui elegido por primera vez diputado de la Knesset [Parlamento israelí], quedé consternado a la vista de lo que encontré allí. Descubrí que salvo raras excepciones el nivel intelectual de los debates era cercano a cero. Los debates consistían principalmente en ristras de clichés de la variedad más trillada. Durante la mayor parte de los debates el pleno estaba casi vacío. La mayoría de los participantes hablaban en un hebreo vulgar. Llegado el momento de la votación muchos diputados no tenían la más mínima idea de sobre qué estaban votando, fuera a favor o en contra: simplemente se limitaban a obedecer el látigo del partido.

Eso era en 1967, cuando la Knesset contaba entre sus miembros con gente como Levy Eshkol y Pinchas Sapir, David Ben-Gurion y Moshe Dayan, Menachem Begin y Bader Yohanan, Yaari Yaakov Meir y Chazan, personas que dan hoy nombre a calles, carreteras y barrios.

Comparada con la Knesset de hoy la de entonces parece la Academia de Platón.

(para seguir leyendo clica aquí)

Benjamin Netanyahu :”EEUU es una cosa que puedes manejar fácilmente”

PÚBLICO.ES Londres 19/07/2010 18:29 Actualizado: 19/07/2010 19:58

El pasado viernes, el canal israelí Channel 10 difundió un vídeo del primer ministro Benjamin Netanyahu visitando a una familia de colonos en Cisjordania en 2001. Durante la conversación con la made de un joven que murió en un ataque palestino, Netanyahu se jacta de incumplir los acuerdos de Oslo y de saber manejar a EEUU a su antojo.

Según varios medios, Netanyahu no sabía que le estaban grabando y, aunque la conversación se desarrolla por completo en hebreo, algunas páginas web y blogs han traducido el contenido. En una primera parte, Netanyahu le explica a la mujer que deben asestar un duro golpe a la Autoridad Nacional Palestina.

“Los árabes están desarrollando una campaña terrorista y creen que nos van a hacer daño. Lo primero que hay que hacer es golpearlos, no una sino varias veces tan fuerte que se arrepentirán de haber nacido”, dice el primer ministro.

EEUU, manejable

“¿Y no te da miedo lo que pueda pensar el mundo?” le dice la señora, a lo que Netanyahu responde tajante: “Nadie dirá nada. Todos van a estar de acuerdo en que nosotros nos estamos defendiendo”.

“Nadie dirá nada. Todos van a decir nos estamos defendiendo”. “Especialmente con EEUU hoy”, prosigue. “Yo sé lo que es EEUU. EEUU es una cosa que se puede manejar con facilidad. Llevarlo a la dirección correcta”, asegura Netanyahu.Todo ello antes de asegurar que Bil Clinton es “extremadamente pro palestino”.

Por último, Netanyahu pasa a comentar los acuerdos de Oslo y las repercusiones que su incumplimiento pueden tener en la comunidad internacional. “Antes de las elecciones me preguntaron si respetaría los acuerdos. Dije que sí, pero […] voy a interpretarlos de tal manera que voy a poner fin a esta carrera por volver a las fronteras de 1967. ¿Cómo lo voy a hacer? Nadie especifica en ellos qué se entiende por zonas militares definidas. Las zonas militares definidas son zonas de seguridad; hasta lo que yo sé, todo el Valle del Jordán es una zona militar definida. Que me lo discutan”, dice.

La prensa israelí también se ha hecho eco del vídeo y ha criticado con dureza a su primer ministro. En una columna de opinión para el diario Haaretz, Gideon Levy opina que”este vídeo debería haber sido difundido en todas las casas de Israel y enviado a Washington y Ramala. Los menores no deberían haberlo visto para no corromperlos y después distribuirlo por todo el país y el mundo para que la gente sepa quién gobierna Israel. Channel 10 presentó la verdadera cara de Netanyahu”.

Eyad Sarraj: ‘Palestina debe defender el principio de un hombre, un voto sin violencia’

Eyad al-Sarraj (1944) es uno de los pocos protagonistas del conflicto de Oriente Próximo que no se deja dominar por el estómago y que prefiere ampararse en la ironía y la lógica.

Dr. Eyad Sarraj

Refugiado en la franja desde 1948, el conocido director del Programa de Salud Mental de Gaza se encuentra vinculado desde hace décadas a la promoción de la democracia, los derechos humanos y las negociaciones con Israel, donde participó como asesor de la delegación palestina en Camp David.

Pregunta: ¿Le sorprendió lo acaecido en el Maví Marmara?

Respuesta: No. El ejército israelí no está preparado para enfrentarse a protestas de activistas sin armas, está entrenado para matar y sin contemplaciones. Lo principal es la seguridad de sus soldados y por eso ametrallaron a gente que tuvo la valentía de enfrentarse a ellos con palos. El caso del Maví Marmara prueba que la resistencia no violenta es el arma más eficaz contra la ocupación israelí porque no saben como responder.

P: ¿Cuáles son los efectos del bloqueo en Gaza?

R: La destrucción de la economía. Gaza se ha convertido en una sociedad que depende de la caridad. El cerco está afectando también en el plano psicológico porque nos sentimos dentro de una cárcel en nuestro propio país. Está probado, por ejemplo, que la violencia familiar se incrementa en sociedades con un alto grado de pobreza y desempleo.

P: Pero Israel dice que no hay crisis humanitaria en Gaza porque siguen permitiendo el acceso de ayuda…

R: ¡Ah! pues invito a (Benjamin) Netanyahu a que se venga a vivir aquí y yo me voy a vivir a Tel Aviv. ¿Es que no ha escuchado que el Banco Mundial dice que el 80% de la población vive en la pobreza? ¿Es que no ha escuchado a Ban Ki-Moon o (Catherine) Ashton diciendo que el bloqueo es ilegal? ¿Es que los hemos sobornado a todos o es que ahora son árabes? Mire, antes del bloqueo entraban unos 700 camiones al día. Ahora que los israelíes han descubierto su faceta humanitaria entran 70. Llegaron a no ser ni 30.

P: Tel Aviv afirma que estas medidas son necesarias para evitar el rearme de Hamas…

R: Israel dice que se marchó de Gaza y que este es un territorio libre pero al mismo tiempo impone un cerco terrestre y naval. ¿En qué quedamos? El bloqueo ha fortalecido a Hamas y en especial a la sección más extremista. Pero quiero incidir en una cuestión. El problema de Gaza no es la crisis humanitaria. La gente no sólo quiere comer, quiere recuperar sus derechos básicos. Quiere libertad de movimiento y quiere que se acabe la ocupación.

P: ¿Cree que acciones como el envío de navíos a Gaza puede contribuir a un giro en la situación del conflicto?

R: Los palestinos sólo conseguirán la libertad cuando luchen por la igualdad de derechos con los judíos. Hay que defender el principio de un hombre, un voto sin violencia y adoptar el ejemplo sudafricano. Israel justifica todo lo que está haciendo aludiendo a la seguridad pero es puro racismo. Los israelíes nos tratan como los Afrikaners solían hacer con los negros. La tesis de los dos estados ya no se puede aplicar debido a la proliferación de los asentamientos, el muro o el carácter insostenible de un hipotético estado palestino. Queremos algo muy simple: igualdad y los mismos derechos. Para mi no hay diferencia alguna entre un judío, un musulmán o un cristiano. No quiero que mueran judíos ni quiero que mueran palestinos.

P: ¿Hasta que punto los palestinos no tienen en cuenta la ansiedad que genera entre los israelíes las amenazas que enfrentan, reforzada por el trauma del Holocausto?.

R: El Holocausto fue una gran tragedia pero no se puede usar eternamente como excusa. Volvamos al caso de los Afrikaners. Resulta que se van a vivir a Africa, ocupan un territorio y después dicen “Los negros nos quieren comer”. Los judíos dicen lo mismo: “Los árabes nos quieren comer”. Pero ¿quien vino aquí desde Polonia y Alemania? ¿Los árabes? En la década de los ochenta tuve una discusión sobre esto con el presidente israelí Chaim Herzog. Le dije, ¿ustedes que tienen la bomba atómica dicen que se sienten amenazados?. Le hice una oferta. Echemos a todos los palestinos a Jordania. ¿Se sentirán ustedes seguros? No, porque entonces la amenaza sería Jordania. Vale. Echamos a jordanos y palestinos a Irak. ¿Se acabó el asunto?. No, Irak sería una nueva amenaza y así podríamos llegar hasta Afganistán. Le expliqué que tenían que tratar el miedo que les corroe porque es algo patológico. Sólo cuando nos miren a los ojos y nos consideren seres humanos iguales, entonces se sentirán seguros. También es cierto que nosotros hemos sido estúpidos ayudando a que los extremistas israelíes manipularan ese miedo al recurrir a los suicidas.

P: ¿Es cierto que al socaire de la crisis están proliferando los grupos yihadistas en Gaza?

R: Sí, es una reacción lógica ante el extremismo que está proliferando en la sociedad israelí y la propia situación de Gaza. Hamas está dividida entre los que son capaces de atacar un campamento de verano de Urnwa (el 23 de mayo) y los moderados, los que se oponen al lanzamiento de cohetes o los suicidas. De momento los moderados mantienen el control.

Fuente: PALESTINALIBRE